“Tengo miedo, gritó nuestro reportero al entrar a una piscina llena de tiburones en el acuario de Long Beach, California. Aquí puedes ver las imágenes: